Nuevos paradigmas 2: El deseo

Hablo desde mi experiencia en este despertar para
tratar de comprender en la búsqueda asistida por el inmensurable amor a la vida,
a la Madre Tierra, a mis hermanos y el inmensurable amor del TODOPODEROSO y a
su asistencia divina.

Cada vez que trato de avanzar, siempre me sobrepasa
un sinnúmero de preguntas que, en primera instancia, buscaré interpretarlas en
la forma de respuestas lógicas y concretas para cada interrogante.  Digo respuestas, porque sé que nuestros
hermanos están dispuestos a entregarlas y porque con preguntas, creo, se camina
hacia la información.

Esta disposición a entregar respuestas hacia el
despertar a la nueva Era de Luz me ha direccionado, en cada experiencia y con
la asistencia del plan, a consultarlas e ir generando el diálogo que quiero
compartir con Uds.

Te imaginas
que una mañana te despiertas, comienzas un nuevo día, te levantas y todo
cambió.  En mi interior me preguntaba…
¿hacia qué cambió?, ¿qué debería realizar entonces?, ¿Ya no tengo que trabajar
para comer?  Estas y muchas preguntas más
que se darían en una conversación, ¡¿Te has preguntado hermano, en qué mundo
estamos viviendo?! Hay una insatisfacción tremenda cuando observo a nuestro
alrededor, en los reportes de noticias, en los noticieros, etc.  No sabemos ver el mundo sin estos problemas
de poder e injusticia y ésta situación bloquea el “hacia donde queremos ir”, porque estamos todos con tanta ansiedad
de despertar, de que todo se desmorone y…  ¡que nos rescaten! 

…Que
irresponsabilidad.

Sabemos, a
cada instante, los que trabajamos para el plan de luz como servidores, que la
asistencia es perfecta y el amor del Todopoderoso Padre-Madre es para todos
igual, sin discriminación.  Una y otra
vez se nos dicta que tenemos que actuar desde el Amor, pero sin más, cedemos el
poder y queremos creer que vendrá una nave a rescatarnos cuando esté todo
sumido en la catástrofe, por supuesto que además le agregamos que hay que estar
sin miedo. ¿Se está terminando el mundo y tenemos que estar sin miedo?  A mi todo aquello me produce confusión. No
quiero desmentir a nadie, por el contrario, pero tampoco quiero ceder mi
poder.  Quiero transmitir este diálogo
para que lo piensen ustedes mismos.

¿Sabes tú qué hay que hacer cuando empiece el mundo
nuevo, la Nueva Era de Luz?

Vivir en amor, es el sendero entregado por el
Maestro Jesús. Aceptación e integración de lo que soy y como soy.

Para ello, hay que liberarnos de los paradigmas dogmáticos
que controlan tus pensamientos. Si, así es, todo este programa religioso que ha
culminado, ha sido ensamblado en tus patrones de pensamiento. ¿Pero como dirás
tú?, simple “la culpa del miedo a ser castigado por Dios”. Observemos por otro
lado, algo más contemporáneo:  los
gobiernos, te has preguntado por que realmente no se ocupan del hambre y la
miseria de nuestros hermanos, tomando como escusa la escases, la recesión
mundial, la sequía y todo aquello relacionado con la carencia. Siendo que hay personas
que registran un capital monetario ¡mayor al de varios países! Y son portadores
de poder y ambición, expuestas a la sociedad en los medios de comunicación como
trofeos de aspiración.

Aquí está la respuesta: El deseo, es la educación de nuestros pensamientos a aspirar a
cualquier cosa, pero desde la carencia. No te confundas, “no es lo mismo crear
que desear”.

Recuerda, un
día despertaste y todo cambió. Ahora estamos en una nueva dimensión vibracional
donde todo está abastecido, ya no hay carencia, enfermedad e ignorancia, por ende,
el prisma del miedo se ha desvanecido.  ¿Vas
a desear algo o vas a crear algo?

Recuerda una vez más, todo el poder de tus
pensamientos manifestará el poder de la mente para Ser, sin límites, sin
fronteras, sin condiciones, hasta sin edad ni tiempo, o acaso, no dijeron que
soñar no cuesta nada. ¡No cedas tu poder!

En el universo de tu mente, eres tú y solo tú quien
lo rige bajo tu filosofía de vida, tus creencias, valores, estructuras, reglas,
etc. Los límites del deseo, están abordados a conducirte por el plan de control
de tus propias creaciones mentales desde el prisma del miedo a aspirar solo
desde la ignorancia, a aquello que te muestran como verdad falsa.

¿Quién nos convenció de que tiene que ser así?…
recuerdas: ¡Te concederé 3 deseos! ¿Quién es él?, el genio y la palabra genio en
su origen árabe, está ligada a la sabiduría y conocimiento.

Todo es energía, y la energía es información activa
presente en todo lo creado. Tus pensamientos emanan energía de acuerdo a la
frecuencia vibracional que le dio su origen, por ende, se va ha manifestar por
ley Universal de Correspondencia aquello emanado en el campo de creación mental
del pensador.  Si hay tanta negatividad y
adversidad repartida por el mundo, no esperes que no exista un cambio climático.
Al formar parte de la misma tecnología de luz interconectada a todo lo
existente en nuestro planeta, nuestros pensamientos también alteran el campo
energético de nuestro planeta.

Esto no se trata de magia, ni milagros. Es conocimiento
puro, responsabilidad y EVOLUCION. Se tu propio GENIO. Se un creador desde el
verdadero conocimiento espiritual, la ciencia universal de la luz.

Si aun no están convencidos, ponte a pensar en lo
que te falta y porque no lo tienes. Ahí está tu verdad a la que le cediste tu
poder.

Te digo esto para que abras los ojos y dejes de
ceder el poder a otros para que se produzca el cambio. Tú quieres creer en las
escusas de un ‘algo externo’. Ya lo descubrimos, y… ¿hacemos algo al respecto?  Piénsalo, no te estoy cuestionando porque no soy
más que tu hermano que quiere que abras los ojos y despiertes.

A ti, que estás desesperado, que crees que eres el
único al que le suceden las cosas, que piensas, deseas y te equivocas una y
otra vez, que estás atrapado por este sistema, que sientes un ahogo a cada
momento y que esperas más de la humanidad, a ti hermano que crees en tu
autoestima por sobre los demás y que compras todas tus carencias; aquellos que
creen que valen menos que el resto y los que creen valer más que el resto, a
todos, a cada uno, les digo como me lo me lo enseñó mi maestro desde su corazón
humilde:  ¡Yo me ofrezco a amarte!

Permíteme fusionar este amor inmensurable sin
ninguna condición, simplemente amor, una y otra vez, cada momento en que te
desorientes piensa en tu hermano que te ama. Eso es lo que te pido y no es un
deseo, es una creación de unidad lo que nos piden y ahora pídetelo tú. ¡AMATE!
Imagínate construyendo esta red de amor, conectados de corazón a corazón, sin
saber tu condición humana, sólo sintiéndote como un hermano, parte de mí, del Planeta,
del Universo, y ahora de nuestra realidad.

Te bendigo y espero tu bendición hacia la
humanidad, te llamo a levantarte otra vez.

 No te
desorientes, crea tu objetivo ¡e inúndalo de AMOR!

 Un gran
abrazo para todos y cada uno. Somos más perfectos y valientes de lo que nos
creemos.

¡Que se unifiquen sus pensamientos en el amor!

¡Que así sea! 

¡Atrain titreh! 
¡Atrain titreh! ¡Atrain titreh!

Marcelo Caprioglio

Canal Sirio-Luz

2 comentarios en “Nuevos paradigmas 2: El deseo”

  1. Bello mensaje. En permanente agradecimiento del camino recorrido y por recorrer. Desmantelando creencias a cada paso y en permanente observación y sensación. Un abrazo amoroso.

Dejar un comentario

Ir arriba