Evolución de la REALIDAD

 Durante la historia, el Hombre se ha preguntado, ¿Cuál es el origen de su actual condición? ¿Hay otra vida? ¿De dónde venimos y hacia dónde vamos? Veamos cómo estas interrogantes se han presentado durante toda nuestra existencia, observando que el cuestionamiento no cambia, solo cambia la respuesta para definir la información a dichas interrogantes. 

            No es posible dar una respuesta a la verdad en forma directa, ya que para esto se debe tener en claro como es nuestra evolución, en qué nivel de conocimiento y conciencia nos encontramos como individuos, grupos, nación y raza, y así poder homologar los diferentes aspectos de ella. ¡Algo imposible!, que ni la ciencia, ni la religión han podido lograr.

            Ahora bien, para lograrlo se debería entonces integrar el conocimiento separado de la ciencia, la religión y la filosofía, de tal manera que interactúe la misma información desde un aspecto a otro, y cada una sea tratada como una posibilidad de la única y gran verdad. Se podría así establecer los cimientos para construir una verdad integrada de las distintas perspectivas separadas en la evolución.

            Es preciso recordar que hay tantas verdades como miradas que la sustentan.  Y para existir, cada una debe reconocerse a sí misma como su propio punto de partida y perpetuidad, iniciando así su camino evolutivo y de existencia.

            ¿Qué es la evolución de la materia o la sustancia? ¿Cómo participa en la Creación? La denominaremos como aquella evolución que se rige por el “reino del átomo”. Por lo tanto, evolución de las formas o conglomerados de átomos que actúan considerando otras formas no materiales, como las mentales, racionales y las de organizaciones que responden a un patrón de diseño de la Deidad o, simplemente, Naturaleza. Entonces se podría decir que “existen patrones de diseño mentales que obedecen a un esquema organizado que se desarrolla por medio de la forma material”.  Difícil de comprender ya que estamos en una transición y nos falta completar esta verdad.

            Es difícil creer que nuestro ideal se materialice, porque los ajustes con la forma de los patrones de diseño del pensamiento están muy lejos. Como se ve, lo que evoluciona no solo es la materia, sino que además evoluciona lo que se reconoce como verdad presente en los pensamientos y conciencia.

             A través del factor inteligencia nuestra conciencia evoluciona desde una dimensión subhumana a la humana, y posteriormente, suprahumana, entre las cuales se encuentran en total 7 niveles de conciencias, que consideran como el 1°nivel la individualización de la conciencia, hasta el 7° nivel regido por la sincronicidad. Por otro lado, existen 9 planos de creación-pensamiento directamente relacionados con nuestros ámbitos de existencia dimensionales. Esta proposición es verdadera, aunque sea imposible de demostrar si existe o no un Ser Supremo, o si percibiéramos algo de su inteligencia activa y observásemos sus planes en vía de florecer.

            No es posible probar la existencia de Dios, pero se puede plantear como una hipótesis y así completar soluciones a los misterios que nos rodean. Entonces, hay que cambiar el punto de vista del observador y probar que hay un propósito inteligente desarrollándose a través de todo tipo de formas, razas y naciones y todo lo manifestado en nuestra civilización, en conjunto con las diferentes etapas recorridas de este propósito o plan. Entonces,  tal vez así, ver lo que nos espera en esta Nueva Era.

            ¿Cómo podríamos entender este proceso evolutivo? Tal vez, como el desenvolvimiento de un continuo y creciente poder de responder a una Verdad. Este proceso en que se desenvuelve la vida dentro de las unidades de conciencia, más el anhelo en desarrollo que oportunamente fusiona unidades y grupos hasta obtener la suma total de manifestación, denominada Naturaleza o Dios, es el conjunto de todos los estados de conciencia y creación.

            Nuestra conciencia ha permitido durante su evolución, ir planteando una descripción de todo lo concebido como una creación divina. El conocimiento científico, filosófico y religioso ha permitido expandir nuestra conciencia y por ende el concepto de Deidad. Este hecho hace y resalta la gran diferencia entre las mismas ciencias, filosofías y religiones.  Hasta dónde se está consciente, hay existencia y es posible reconocerse a sí mismo. Después de eso, siempre los humanos lo han reemplazado por una Deidad.

  • Dios para las Religiones
  • La Razón para los Científicos
  • La Gran Mente para los Filósofos

La evolución del Ser Humano es a través de su libre albedrío o facultad de elegir. En cambio, el Ser Humano Espiritual evoluciona a través del sacrificio, ya que se elige una acción con el fin de beneficiar al grupo. Se puede agregar, además, que la evolución es un cambio ordenado y una constante mutación.

Y entonces, ¿Qué es la realidad? ¿Cómo se relaciona con la Creación? Lo más común es definirla como la percepción de la forma a través de los 5 sentidos. Pero, ¿qué verdad hay detrás de esto si se considera la información citada anteriormente? ¿Cómo se puede entonces definir realidad? He aquí una interrogante que será tratada en conjunto con las enseñanzas de los Hermanos de Sirio, los Regentes del Sol (Sanat Zié) y la Orden RA (Xeón Ra), esto es reflejar en un sentido común los parámetros cuánticos que ejercen sobre el hombre, el átomo, el sistema solar, la galaxia y el universo. Y todo ocurre en cuerpos interrelacionados en sistemas.

evolucion

Esquema representativo de la conexión de los universos de existencia y los pilares de evolución. Comprendiendo que todo es energía, esa energía se transforma por la intención de un pensamiento dando origen a la forma manifestada de todo lo existente. Nuestra evolución, acompañada de los 3 pilares, se entrena desde lo que pensamos. Para saber lo que pensamos debemos estar conscientes de ello, y si estamos conscientes del pensamiento, quiere decir que está impreso en nuestro ADN.

Libro: Sendero del Iniciado a Sirio, Vol. 4. EXOMATRIZ, Nuestra Estructura Universal.

            En la sabiduría ancestral, se habla de realidad como la interpretación de lo sustancial, producto de la conciencia humana que, bajo sus pensamientos o patrones de diseño, daban forma a una idea o deseo. En los tiempos actuales, por ejemplo, se ha desmentido que la materia representada por el átomo era indivisible, y se modificó toda una trayectoria teórica, científica y filosófica que impedía el paso a nuevas posibilidades de pensamientos y de acción.

            Esta postura quedó de pleno abolida con la llegada de nuevas visiones y miradas producto del colectivo consciente en esta época de transición; nuevos descubrimientos a nivel atómico, nuevas interpretaciones del pensamiento y nuevas posibilidades de realidades. Y fue así como la ciencia abrió una nueva senda de realización sobre la evolución de la materia o la sustancia.

            Se anunciaron nuevas composiciones atómicas, desmintiendo la tabla periódica como la representación exacta de los elementos químicos sin abrir cabida a algo nuevo, y se desarrolló la interpretación de la conciencia como un factor fundamental que permite la evolución del pensamiento y hasta de nuestro propio ADN. Esto también ya lo ha demostrado, por ejemplo, la teorización del misticismo cuántico de Amita Gotzwami, con la aplicación, a las leyes de la mecánica cuántica, de ideas místicas similares a aquellas encontradas en ciertas tradiciones religiosas o creencias acerca de la “Nueva Era”, primicia de la Conciencia como agente de cambio.

            Respondiendo al entendimiento de evolución bajo la triada de los pilares Mente, Genética y Conciencia, podemos comprender la necesidad del observador para indagar en una información. Pero esta vez, no como un proceso preestablecido, sino que, por el contrario, desde un ámbito creativo puro: permitir al pensamiento aquietarse en su propio silencio para aventurarse en el conocimiento universal en esta etapa de transformación.

            De esta manera, hemos contextualizado y explicado la conexión hacia la apertura de la Nueva Era, en donde se da cabida a todo credo, raza, pensamiento, filosofía o teoría que busca una nueva realidad, integrando todo lo estudiado hasta ahora como el conocimiento hacia una nueva verdad unificada, que traspasará el umbral del miedo que sostiene el triángulo de la ignorancia, la carencia y la enfermedad, y así, sostener la conciencia integrada en la apertura de la mente y la revolución de tus pensamientos.

Chelangelo
Libro: ASHANA, DIsco Solar de Sirio

1 comentario en “Evolución de la REALIDAD”

Deja un comentario

Ir arriba